Ladrillo Sapo

Ladrillo Sapo

El Ladrillo Sapo es un tipo de ladrillo que se emplea en la construcción de losas cargadas y rígidas. Si bien aun se sigue utilizando en la actualidad, ya existen ladrillos de “calidad superior” que comienzan a desplazarlos, como los ladrillos de EPS.

Ladrillo Losa, Ladrillo Techo
Es un ladrillo excelente para ser utilizado en Losas o Techos

Ventajas y Desventajas

El motivo es que el ladrillo sapo tiene un peso considerable en comparación a su competidor.  Es decir, las losas o los techos construidos con el ladrillo sapo serán mucho mas pesados. Esto aumentará los costos para hacer a la estructura mas resistente y segura.

Por otro lado, el peso del ladrillo acarrea unos cuantos conflictos a nivel seguridad en la obra.

Concretamente nos referimos a que los obreros tienen más problemas para movilizar este tipo de material por la obra, también existen riesgos de accidentes en caso de que el ladrillo caiga desde alturas mayores a 3 metros.

Además, como cualquier otro material cerámico, es débil y se romperá ante impactos precisos incluso si no son muy fuertes. En la mayoría de los casos esto inutilizará al ladrillo, debiéndose reemplazar comprando otro.

De considerarse estas características, debería quedar eclipsado por el isoblock.
Sin embargo esto aun no sucederá, puesto que la gran ventaja que tiene el ladrillo sapo cerámico por encima del ladrillo de tergopol es que resulta ignífugo.

En caso de incendio, el de tergopol se quema, liberando gases que son malos para la salud. En un ambiente cerrado esto podría significar un desastre.

Otra característica que falta evaluar es la longevidad en las construcciones. Los ladrillos cerámicos son longevos, pero aun no puede decirse lo mismo de los ladrillos de EPS.

Medidas del Ladrillo Sapo

Las mismas pueden variar levemente en función del fabricante, pero las más comunes rondan los 11 x 25 x 40cm.