Ladrillo de Sangre o Blood Brick

Puedo decir, sin lugar a dudas, que el Ladrillo de Sangre es el más bizarro que hay en Don Ladrillo. A pesar de ser sumamente ecológico, sigue siendo una respuesta atrevida para la solución de determinados problemas.

Ladrillo de Sangre, Blood Brick
Un Ladrillo efectivo para Climas áridos donde escasea la materia prima.

Inicios del Ladrillo de Sangre

La sangre es uno de los desechos más importantes en la industria de la carne. La misma proviene de los cadáveres de animales y se incinera o deshecha.

Por tal motivo, un tal Jack Munro, que es un arquitecto salido de la Universidad de Notthingham, efectuó una interesante investigación. Luego de un tiempo, logró conglomerar sangre animal con arena mediante ciertos tipos de aditivos y cocinando las piezas en un horno a 160°C.

Se debe tener presente que esta temperatura es bastante baja en comparación con otras necesitadas para hacer ladrillos tradicionales. Esto se traduce como un importante ahorro de energía.

El resultado es un ladrillo de sangre y arena propiamente dicho, el cual tiene buena resistencia a la erosión. También son impermeables, pero malos para soportar cargas.

Ladrillo de Sangre, Ladrillo de Sangre de Vaca, Blood Brick
Como cualquier Ladrillo Cerámico, el Ladrillo de Sangre también se hornea.

Usos del Ladrillo de Sangre

Estos ladrillos, de lograr mejorarse más su resistencia a los esfuerzos, podrían aplicarse en climas áridos. Esto sería determinante, ya que la materia prima para Cerámicos escasea.

Debido a esto, el arquitecto Munro ya llevo un proyecto a la fabrica Siwa que se encuentra en Egipto, donde el Desierto del Sahara arremete contra la población.

La verdad es que por efectivo que pudiera resultar este sistema en un futuro, no deja de ser algo complicado de abordar.

Sobre todo teniendo en cuenta que ya tenemos antecedentes de construcción con huesos humanos, pero esto ya es un tema aparte.