Ladrillo Común o Fiscal

El Ladrillo Común es el más básico de todos, completamente macizo y con forma de paralelepípedo rectangular. Se emplea sobre todo en construcciones hogareñas y tiene una muy buena transmisión de cargas.

Sin embargo es malo evitando la propagación de energía. Esto quiere decir que es poco térmico y acústico.

Las paredes de ladrillo común de 15 cm se emplean para interiores, mientras que para exteriores son de al menos de 30 cm. Esto es así porque se busca proteger el ambiente interior del clima externo, tanto en invierno como en verano.

Pared Exterior de Ladrillos
Los muros exteriores son, básicamente, 2 muros interiores de ladrillos.

Al utilizarse paredes más anchas, al calor le toma más tiempo “ingresar» o «irse» en función de la época del año.

La misma regla se aplica a los sonidos. Si vivís delante de una avenida con mucho tráfico vehicular, una pared de este tipo de ladrillo será una protección muy pobre contra los ruidos de los autos.

Medidas del Ladrillo Común

Las mismas son apenas variadas, debes considerar que no se trata de medidas estrictamente perfectas y cada fabricante puede otorgarle pequeños cambios a la medida promedio.

Las medidas del ladrillo común son 24 x 11,5 x 5,25 cm.
Esto provoca que se necesiten aproximadamente 60 ladrillos por metro cuadrado. Lo que hace que sea más lento de trabajar que su contrapartida el ladrillo hueco.

Nomenclatura del Ladrillo
La Nomenclatura del Ladrillo. Medidas: (Soga x Tizón x Grueso)

Todas las características explicadas hasta este punto hacen que el precio del ladrillo común sea el más barato.