La Wikipedia de Ladrillos

La «Ladripedia», como nos gusta llamarla, se encuentra en constante ampliación. Puedes pasar con cierta regularidad para conocer nuestras últimas novedades.

¡Bienvenido a Don Ladrillo!

La finalidad de nuestros amigos paralelepípedos no siempre será la construcción o decoración, aunque si será la predominante.

Durante tu navegación te encontrarás con muchos tipos diferentes. Te invitamos a que te sorprendas de la misma manera que lo hicimos nosotros cuando descubrimos este amplio mundo, motivo que nos llevo a la construcción de este sitio.

El Ladrillo, Aplicaciones y Características Generales

El Ladrillo Cerámico

Estamos hablando de uno de los elementos más antiguos empleados en la construcción, cuyas propiedades no lo han hecho perder popularidad con el paso del tiempo.

Y no solo eso, sino que además fue evolucionando, desarrollándose diferentes tipos en función de las necesidades humanas. Con esto quiero decir que no se usan solamente para construcción.

Ladrillo Fiscal
El tipo de Ladrillo más básico utilizado en la construcción

Ten presente que se comenzaron a emplear desde hace mas de 10.000 años. Por aquel entonces se usaban ladrillos de adobe, cuya forma era casi idéntica a la actual, pero los materiales y el proceso de fabricación eran muy distintos a los que se implementan ahora.

Hoy en día, los ladrillos de construcción generalmente usan a la arcilla, silicatos hidratados de alúmina, caolín y otros tipos de minerales para su producción. Además se «cocinan» en hornos como parte de su proceso de fabricación.
De esta manera, se obtienen resistencias muy superiores a las que otorga el adobe.

Puedes y debes considerar al ladrillo como uno de los materiales más elementales para la construcción, ya que sin él la estructura que aporta resistencia a una pared no existiría (a menos que se use en su lugar hormigón armado, bloques de concreto u otro tipo de estructura resistente).

Ladrillo Vista
Los ladrillos pueden soportar muchísimas veces su propio peso.

Resistencia del Ladrillo y Tipos de Esfuerzos

Existen varios tipos de esfuerzos, los cuales son de compresión, tracción, corte, flexión y torsión. La resistencia variará dependiendo del esfuerzo al cual es sometido.

Esfuerzo de Compresión

Los átomos del ladrillo sufren un acercamiento entre ellos. Esto es el clásico ejemplo de cuando te paras encima de un ladrillo que está apoyado en el piso, o cuando un ladrillo se encuentra apoyado encima de otro.
Los ladrillos son excelentes soportando esfuerzos de compresión, de hecho, fueron creados con esa finalidad principalmente.

Tipos de Esfuerzos Compresión
La función principal del ladrillo es soportar la compresión.

Esfuerzo de Tracción

Los planos de átomos del ladrillo sufren una separación normal entre ellos. Es como si tomaras un extremo y otro del ladrillo e intentaras romperlo. Obviamente no vas a tener la fuerza para conseguirlo, pero eso no quiere decir que el ladrillo sea eficaz soportando ese tipo de solicitación.

Tipos de solicitación
No sometas al ladrillo a este tipo de solicitación o se romperá.

Esfuerzo de Flexión

El ladrillo sufre compresión en una cara y tracción en su cara opuesta. Podes simular esta situación apoyando los extremos de un ladrillo en dos bases y haciendo un esfuerzo de corte en el medio. La cara superior tomara compresión, y la inferior tracción. Si la solicitación es muy fuerte, la rotura del ladrillo se producirá en la cara inferior, luego se transmitirá al resto del material, partiéndose en 2.
Matemáticamente la resistencia del ladrillo a tracción es aproximadamente 10 veces inferior a lo que soporta a compresión.

La flexión, el esfuerzo más peligroso para un ladrillo.

Esfuerzo de Torsión

Los planos de átomos que componen al ladrillo sufren una rotación entre ellos. Si bien es un esfuerzo más complicado de analizar, debes tener presente que nuevamente los átomos se están separando unos de otros y los ladrillos no son buenos soportando esto.

La torsión en ladrillos, una situación poco común.

Conclusión

Si un tipo de esfuerzo provoca que los átomos de un ladrillo se separen, entonces no debe ser usado para soportar ese tipo de carga.

Hay que tener en cuenta que hay excepciones para esto.

Por ejemplo, si hablamos de un ladrillo hueco, el mismo posee celdas o agujeros por los cuales se pasan varillas de hierro o acero. Estas varillas, sumadas a la adición de concreto, le dan al elemento resultante, que es una columna, cierta resistencia a la tracción.

Por tal motivo, los especialistas en construcción, como los Arquitectos o Ingenieros, calculan y diseñan las estructuras. Una de sus finalidades es asegurarse que los diferentes tipos de materiales (entre ellos los ladrillos), quedan sometidos a esfuerzos que son capaces de soportar.

¿Cómo construir una Pared de Ladrillos?

Lo que también debes tener en cuenta es que no hace falta ser ni arquitecto ni ingeniero para levantar una pared. Es un trabajo que requiere cálculos y conceptos para saber que tamaño y tipo de ladrillo necesitas, entre otras cosas, pero el resto se hace con habilidad y esfuerzo.

Aquí tienes un vídeo tutorial paso a paso sobre como levantar una pared. Es largo, pero si tu intención es hacer un muro bien hecho, esto es lo que necesitas.

Ladrillos de Construcción Tradicionales

Además de los nombrados anteriormente, para la construcción hay otros tipos de ladrillos. Entre ellos están los ladrillos huecos, refractarios de hormigón, sapo, de tergopol, etcétera. Cada uno con sus fortalezas y debilidades, lo que permite utilizarlos de diferentes maneras y hasta complementarlos entre sí.

Un claro ejemplo de complementación entre 2 tipos de ladrillos es la construcción de un horno o una parrilla. Mientras que el común o fiscal aporta resistencia y firmeza, el refractario protegerá de las altas temperaturas.

Obtendrás información de estos ladrillos en el menú de navegación.

Ladrillos Ecológicos o eco ladrillos

Son aquellos que son amigables con el medio ambiente. Es decir que su fabricación no tiene un impacto tan negativo para la naturaleza como si lo tiene la fabricación de ladrillos tradicionales. También se los denomina ladrillos verdes porque reciclan materiales que de otra manera serian desechos industriales.

A pesar de haber de varios tipos, todos tienen en común que traen ventajas a nivel ambiental. Tienen muy buena aislación térmica y acústica y son poco susceptibles a la humedad. Suelen ser más baratos. Algunos incluso se pueden fabricar de forma artesanal.

Puedes consultar más información sobre ellos en su sección correspondiente o en el menú de navegación.

Propiedades Acústica, Ignífuga y Térmica

Estas son 3 propiedades de las cuales estaremos hablando seguido en Don Ladrillo. Por tal motivo es buena idea que te informes sobre ellas, ya que son fundamentales a la hora de planificar una construcción.

Materiales Acústicos y sus características

Se trata de materiales que presentan un comportamiento particular hacia el sonido. Existen de dos tipos.

De Aislamiento: aquellos que impiden el paso del sonido, reflejándolo. Este tipo de material impide al sonido salir del ambiente, a la vez que impide a los sonidos exteriores ingresar al mismo.

De absorción: Este otro tipo absorbe la mayor cantidad de energía sonora y la transforma en energía calórica. El material refleja muy poco sonido, evitando molestias y el «eco».

Los materiales de aislamiento que reflejan el sonido son materiales densos y rígidos. Buenos ejemplos de esto son el hormigón o los ladrillos cerámicos.

Los materiales de absorción son aquellos que son porosos, como la lana de vidrio o el tergopol.

Para construir estudios de grabación se combinan ambos tipos de materiales empleando técnicas de acondicionamiento acústico. Las salas en donde ves a los músicos grabar sus hits tienen este tipo de construcción.

Materiales Ignífugos y sus características

Es muy importante determinar que un material ignífugo no es inmune al fuego. Si el mismo es sometido a las llamas por mucho tiempo acabara por arder.

Sin embargo esta propiedad de ser ignífugo le confiere al material una resistencia al fuego por un tiempo determinado a una temperatura determinada.

Es decir que al recibir llamas de forma directa, el elemento tardara más en hacer combustión. Y  que si uno retira la llama, el material dejara de quemarse.

Independientemente de que los ladrillos cerámicos retardan los incendios, a estos además hay que sumarles otras protecciones que se adhieren a la construcción para volverla aun más ignífuga. Hay varios tipos de materiales ignífugos, como telas, pinturas, lanas de vidrio y otros.

A la hora de hacer una pared o losa, a la misma se le pone por debajo del revoque lana de vidrio. Por fuera la pintura puede ser resistente al fuego, de esta manera se obtienen distintas capas de protección para maximizar la efectividad.

Dispositivos de Seguridad contra Incendios

Más allá de que se pueden emplear materiales para retardar la acción del fuego, también existen técnicas de construcción que permiten evitar que el fuego o el humo se propaguen rápidamente.

Y por si eso fuera poco, se cuenta con dispositivos de seguridad como los extintores, los detectores de humo o alarmas. Estas provocaran defensas asistidas por agua conocidas como rociadores.

La misión de estos dispositivos de seguridad es dar aviso a las personas y apagar el fuego si aun se encuentra en una fase temprana.

Si el fuego ya se extendió demasiado y estas medidas son insuficientes, aun así resultan efectivas para retardar la propagación de las llamas todo lo que sea posible para que las personas puedan evacuar y lleguen los bomberos.

Debes tener en cuenta que en la construcción, es muy importante retardar la acción del fuego el mayor tiempo posible, ya que de esto dependen las vidas de las personas y los bienes materiales.

Las catástrofes incendiarias pueden dejar saldos de decenas o cientos de muertos, puesto que el fuego en sí no es la única amenaza: la mayoría de los fallecimientos se produce por inhalación de gases nocivos.

También se debe destacar que el fuego debilita la estructura, reduciendo su resistencia y volviéndola susceptible a derrumbes. La seguridad contra incendios es un tema que debe ser tomado con muchísima seriedad.

Materiales Térmicos Aislantes y sus características

Si bien todos los materiales permiten el paso del calor, los aislantes tienen la propiedad de impedir que la energía calórica los atraviese con facilidad. Ellos reducen en gran medida las calorías perdidas o ganadas por unidad de tiempo en el ambiente.

Esto quiere decir que, por cada segundo, minuto u hora que pasa, la habitación pierde o gana calor a través de cada una de sus paredes que conectan con el exterior.

Esto sucede así porque los ambientes que se encuentran separados por una pared intentan igualar sus temperaturas, produciéndose un desplazamiento del calor de la fuente que está más caliente hacia la más fría.

El intercambio de calor seguirá teniendo lugar hasta que la temperatura de ambos recintos sea la misma.

Los ladrillos cerámicos y los de tergopol son buenos aislantes, pero en la práctica cuando se construye una pared, también se emplean técnicas de construcción que mejoran aún más el aislamiento de la pared. Tal es el caso de las cámaras de aire.

Debes saber que el aire es uno de los mejores aislantes que tenemos a nuestro alcance, y aunque no lo creas, vos lo empleas continuamente para no tener frío durante tu vida cotidiana.

Cuando vos usas ropa, no es la vestimenta en sí lo que te está abrigando, sino más bien el aire que vos atrapas bajo la ropa. Al quedar atrapado, el aire se calienta por el contacto con tu cuerpo y forma un pequeño ambiente donde la temperatura aumenta, creando la sensación de confort.

Ahora que ya sabes esto, podrás imaginar que la idea para usar aire de aislante térmico consiste en atraparlo entre dos paredes. A esto se lo denomina “cámara de aire”, y es una de las mejores técnicas de aislación térmica que hay  para uso en viviendas.

Otros tipos de Ladrillos

En Don Ladrillo nos tomamos la libertad de analizar otros tipos de ladrillos que pueden o no ser utilizados para la construcción, pero que son realmente llamativos. Solo navega por nuestro menú y los irás conociendo.

¡Te deseo una buena lectura!